Trucos para mantener a raya el encrespamiento - Biologikal Organic

Trucos para mantener a raya el encrespamiento

En verano todos pensamos en playa, sol y diversión, pero también es la estación donde más daños sufre nuestra melena, una de las cosas que más nos gusta cuidar. Todos deseamos tener un cabello sano, fuerte y brillante, pero con el calor, la sal y el cloro nuestro cabello sufre más que nunca y aparece el llamado efecto “frizz” o más conocido como encrespamiento.

Pero ¿por qué se produce?  Principalmente por falta de hidratación. El encrespamiento no es otra cosa que la consecuencia de un cabello poco hidratado, y si a esto le añades los factores externos a los que lo sometemos durante el verano tenemos la ecuación perfecta para que nuestro pelo parezca un arbusto del Sahara. Al estar deshidratado se reseca, se eriza y se rompe con mayor facilidad favoreciendo el encrespamiento.

Los primeros en sufrir encrespamiento:

  • *Cabellos secos
  • *Cabellos con las cutículas dañadas
  • *Melenas rizadas

Ya tengamos el pelo corto o largo hay que reconocer que es difícil controlarlo porque cuesta conseguir el equilibrio óptimo de hidratación que necesita el cabello.

¿Cómo lucir un pelo sedoso y brillante? Ese es el reto. Apunta estos consejos y ¡olvídate del encrespamiento!

Tus grandes aliados

El aceite de argán llamado “el oro de Marruecos” repara en profundidad el cabello seco y encrespado. Es un excelente reparador de puntas y un acondicionador natural que combate la caspa y ayuda a eliminar la sequedad del cuero cabelludo. También es un protector para el uso constante de secadoras y planchas. Te recomendamos nuestro aceite de argán orgánico prensado en frío de Loelle, una delicia para tu cabello.

El aceite de almendras es rico en vitamina A, B1 y B6 que promueven el crecimiento sano del cabello y la vitamina E que es antioxidante.

La miel, cuyos nutrientes y propiedades astringentes y antioxidantes consigue protegerlo de la sequedad, aportándole brillo y nutrición. Nada mejor que el Champú Reparador de Miel e Hibiscus enriquecido con ácido hialurónico para reconstruir el cabello dañado y dejarlo como la seda.

El aceite de coco no puede faltar en nuestro neceser de verano. El champú sólido de coco y vainilla va genial para cabellos secos y encrespados. Y para reparar las puntas, definir el rizo o para un look sin encrespado el Sérum Nutritivo Antiencrespamiento 100 % ecológico, una bomba de hidratación y nutrición para tu pelo castigado.

La manteca de Karité que aporta hidratación y elasticidad al cabello reestableciendo la fibra capilar. Prueba la mascarilla pre-lavado de Maison Karité, reparará tu cabello en profundidad después de un intenso día de playa.

¿Qué alimentos nutren tu pelo?

Y si hay algo de lo que no debemos olvidarnos a la hora de cuidar nuestro cabello es de la alimentación. Lo que comemos es fundamental para mantener un cabello sano y fuerte porque lo nutrimos desde dentro y eso se refleja por fuera.

¿Quieres saber qué alimentos le aportarán las vitaminas y minerales que más necesita?

Las verduras con un verde intenso como acelgas, espinacas, berro, brócoli. Le aportan vitaminas A y C que mantienen el cabello hidratado de forma natural.

Legumbres como las lentejas, judías, garbanzos y habas, ricas en proteínas, hierro y zinc fotalecen el cabello y evitan su rotura.

Cítricos y Vitamina C, el limón, la naranja, el pomelo ayudan a mantener el cabello sano y a la producción de colágeno.

Pescado azul, como el atún, el salmón, la sardina…Su alto contenido en Omega 3 estimula el cremiento del cabello y lo mantienen fuerte y brillante.

Huevos, ricos en vitamina B12, clave para nutrir el cabello.

Frutos secos como anacardos, nueces, avellanas, pistachos y almendras. Tienen grandes cantidades de vitamina B, selenio y zinc, previniendo la caída del cabello y fortaleciéndolo desde dentro.

Recuerda que un pelo sano será también el reflejo de una buena alimentación.

Pequeños gestos que te ayudarán a mantener el encrespamiento a raya

Protege tu pelo de agentes agresivos. Sombreros, pañuelos y gorras serán tus grandes aliados para proteger tu cabello de los rayos solares. Y después del baño siempre que puedas intenta refrescarlo con agua dulce, puedes llevar un spray con agua dulce en el bolso y aplicártelo por todo el cabello después del baño.

Delicadeza a la hora de tratar nuestro pelo, quita la humedad suavemente y nunca lo frotes con una toalla. Mejor peinar con los dedos o quitar el exceso de humedad con una toalla de microfibra o una camiseta de algodón, sobre todo en cabellos rizados.

Almohada de seda. Con ella evitarás que tu cabello se encrespe más, sobre todo si lo tienes ondulado o rizado.

Agua fría para aclarar, un truco sencillo pero efectivo.

Una buena mascarilla hidratante una o dos veces por semana y después de lavarlo siempre un buen acondicionador con o sin aclarado como el Tratamiento sin aclarado de rosa y albaricoque formulado especialmente para el cabello seco y dañado.

Productos naturales y ecológicos. La naturaleza le dará a tu pelo justo lo que necesita, sin químicos que lo resequen y lo estropeen más.

Cepillado sin fricción: Péinate con suavidad, para que el cabello no se erice hay que dedicarle tiempo y lo mejor es utilizar cepillos de madera o fibras naturales.

Productos anti-encrespamiento. Usar la cantidad adecuada, no por poner más de la dosis recomendada hará más efecto.

Deja la melena al viento. Intenta reducir el uso de aparatos de calor para secarte el pelo. ¡Deja que tu pelo se seque al aire este verano!

Un buen corte de puntas antes y después de exponer tu cabello al sol hará que luzca mucho más sano y bonito.

 

Disfruta al máximo del verano y ¡deja que la vida te despeine!… pero sin encrespamiento

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificar disponibilidad Le informaremos cuando el producto llegue en stock. Sólo deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.
Email No compartiremos tu dirección con nadie más.